jueves, 23 de diciembre de 2010

Revista nº 17 -CLUB DE POETAS DEL SUDESTE CORDOBÉS


PROCESION -Obra de la artista plastica Argentina YOLANDA SOLIS "NALO"


*****************************************

Navidades de infancia
¡Ay que lindas que eran!
o acaso mi inocencia
las vio de esa manera.
Hasta la humilde casa
parecían más bellas
tenían tanta magia
aquellas “nochebuenas”.
Mas también nuestros padres
tras sus sonrisas buenas
ocultaban pesares
escondían tristezas.
Para que nuestros ojos
de niños, no la vieran,
para que no se empañaran,
las Navidades nuestras.

Hoy a tantas nostalgia
se suman las ausencias
y lugares vacío
a los que nada llena.
Pero a nuestros hijos
demos los que nos dieron
amor y alegría
en fechas Navideñas.
Que se sientan felices
para que cuando crezcan
digan al recordarlas:
¡Ay que lindas que eran!

Jose luis Alarcon-Justiniano Posse
..................

A VECES ENVIDIO

A veces envidio
a los que han crecido
lo mismo que un árbol
sin nunca emigrar.
En cambio yo he sido
lo mismo que un río
que siguió su cauce
sin volver atrás.

Ellos con su suerte
jamás han sentido
esta gris nostalgia
que suelo cargar.
Este sentimiento
que llevo conmigo
de ser forastero
en todo lugar.

De nadie es la culpa
ha sido mi sino
y al decir envidio
lo hago sin maldad.
Porque en mi errante
andar peregrino
me llevó el camino
pese a mí pesar.

Por eso esta pena
que va dentro mió
recuerda un amigo
añora un hogar.
Y lo que he dejado
cuando he partido
sabiendo que acaso
no he de regresar.

A veces envidio
a los que han tenido
el simple destino
de nunca marchar.
Y hallan a su paso
sus huellas de niño
y con sus recuerdos
vuelven a jugar.

Jose luis Alarcon-Justiniano Posse-Córdoba
Veterano de Malvinas


**********************

TRISTE OTOÑO

El sol radiante del otoño brilla en el cielo, los primeros fríos del mes de abril comienzan a hacerse sentir junto con las primeras heladas. Las hojas secas le dan un tenue matiz al paisaje otoñal. Mi corazón está roto en mil pedazos, no puedo disfrutar de la belleza del día porque te has ido padre, para siempre. Junto a vos se va un pedazo de mi vida. Tantos recuerdos afloran en mi cabeza, la niñez en el campo, qué alegría cuando vos tenías trabajos especiales que hacer que a mí me encantaban. Por ejemplo cuando vacunabas a las vacas yo me paraba en el alambrado a mirar o cuando hacíamos las carneadas, venían los nonos como yo siempre llamé, tus padres y amigos, vecinos, conocidos a ayudar. Jugábamos a las escondidas con mi primo, mientras ustedes cortaban la carne y demás quehaceres.
Cuando veníamos al pueblo después de las lluvias y los caminos se hacían imposibles de pasar, entonces el tractor era el medio de transporte ideal, yo con vos, para no perder tantos días de escuela veníamos juntos disfrutando de la compañía mutua.
Y mas y mas recuerdos que afloran. Ya formé una hermosa familia me dicen todos, debo salir adelante por ellos, pero tu ausencia no se llena con nada ni con nadie. El vacío que dejaste es imposible de llenar.
Voy por la calle y te busco en todos los hombres que veo caminando, te veo, levanto el teléfono y creo escuchar tu voz, pero la realidad me supera.
Un dolor tan grande me oprime el pecho y el corazón está desecho. Soy una máquina que funciona solamente a fuerza de un motor invisible que me lleva por la vida.
Te recuerdo desde que me levanto hasta que me voy a dormir, nunca podré olvidarte, sos parte de mí, no quiero resignarme a tu falta porque eso significaría olvidarte y un papá nunca se debe olvidar.
Tantas veces nos apretamos fuerte, fuerte mi mano y la tuya, como desearía abrazarte. Ha quedado un lugar vacío en la mesa de los domingos y en las reuniones familiares.
Me consuela saber que estás junto a Dios. Y como cuando era niña miraba el cielo estrellado de la noche en el campo, hoy levanto la vista y te busco en una estrella, y en las otras todos mis seres queridos que también se fueron allí. No estás solo, estás acompañado.
Tu partida ha sido la mas dura que tuve, y te amo, te amé y te amaré para siempre, papá.

Laura Isabel Gaido -Justiniano Posse-Córdoba


****************************

MILAGRO NAVIDEÑO

Llegaba Navidad en el sur y el viento helado bajaba de los glaciares entonando su canción de araucarias y pinos.
El cielo estaba negro, como de luto, anunciando una Nochebuena tormentosa y fría.
En el corazón de Elena cada latido lastimaba con dolor de ausencia.
Estaba sumida en sus recuerdos cuando oyó risas que provenían de la calle en alocada carrera. Corrió el cortinado y vio a sus nietos cruzando la verja del jardín entre tulipanes y rosas. Salió a recibirlos con los brazos abiertos en los que acurrucaron su inocencia feliz.
La cubrieron de besos y como un torbellino se perdieron en el interior de la casa.
Ella esperó con una sonrisa melancólica, abrazándose con sus propios brazos, el saludo de sus hijos.
Nadie lo nombró, pero estaba allí, en la unión que había sembrado día tras día, gesto tras gesto, palabra tras palabra entre los suyos.
Cada uno se dirigió a su cuarto, era el hogar de todos, la casa del amor y los buenos momentos.
Al llegar la hora de la cena, la tormenta arrancaba quejidos de los cedros cuyas ramas golpeaban lastimándose mientras el cielo lloraba sobre sus hojas.
-.¡ A comer!-llamó Elena- y todos se dispusieron a ocupar el lugar que año tras año les correspondía, pero, una silla en la cabecera de la mesa quedó vacía.
Todos la miraron en silencioso dolor hasta que el más chiquito dijo:
-El abuelo no vendrá, se quedó a cuidar al Niño Dios porque está enfermo. Anoche cuando me dormí, me lo dijo.-
- Lo soñaste, tonto- le contestó con sonrisa burlona el hermano.
-. No, me lo dijo, estaba contento, así que empecemos a comer- y dio un manotazo al angelito hecho con huevos duros y aceitunas.
Todos lo imitaron entre risas y la conversación tomó otro rumbo.
Cuando llegó la media noche los chicos corrieron a encender las luces del árbol navideño que esperaba cubierto de regalos en el rincón acostumbrado.
-. ¡Viva, viva!. Le compraste una estrella, Abu. ¡Qué linda!-
-. Si -comentó Elena- la otra era demasiado pequeña para este árbol, además, hay que agregarle algo nuevo cada año.

En ese instante se escucharon las doce campanadas de la iglesia, era el momento de los buenos augurios, Navidad había llegado.

Marisabel Clausen –Gral Roca –Córdoba –Argentina
*********************

EL COFRE


De madera opaca
en un rincón descansa.
Añejo, noble,
sencillo y fuerte.
Retazos de ayer cobijan
sensaciones archivadas,
empolvados sentimientos.
Una imperceptible caricia.
En una cajita: un guiño.
En una bolsita: una mirada.
Un te quiero.
Un adiós
olvidados dentro.
Remolinos de añoranzas
me empujan a abrirlo.
Tengo la llave,
repaso las esquinas
me detengo en los costados.
Tengo la llave,
mas ¿la cerradura?... no la encuentro.

Alicia Gilli – Cruz Alta – Córdoba - Argentina
***********************
MENSAJE -diálogo-

Esta noche, Noche Buena,
mañana Navidad...
la fiesta se aproxima
todo el mundo a festejar.

__Mamá, quiero hilo...

La casa está iluminada,
llena de luces está,
el arbolito con los regalos
con el nombre cada cual.

___Más hilo, mamá...

Pondré el mantel de lino,
flores aquí y allá,
los platos de porcelana,
las copas de cristal.

-___Mucho, mucho hilo ,mamá...

El pavo se está cociendo,
rociadito con licor,
el champagna bien helado,
nueces, pasas y turrón.

___Mamá más hilo, más...

Llegarán los invitados,
abuelos, tíos, primos y demás,
luciré vestido de seda,
collar de perlas original.

____Más hilo, mucho hilo, mamá...

¡Vamos niño, deja de jugar,
tendrás tiempo mañana,
prepárate a participar.

____Mucho, mucho hilo mamá,
quiero enviar un mensaje
a un amigo muy especial,
nació hace siglos...
¡nos ama de verdad!
¡es su cumpleaños!
lo quiero felicitar...
su nombre es JESÚS,
no se si lo conoces, mamá,
con esto de los festejos
no me quiero olvidar...
____Mucho, mucho hilo mamá,
esta noche es NOCHE BUENA
y mañana NAVIDAD...



------------------------

NOCHE BUENA

Había una vez, casi todos los cuentos comienzan así...¿y porqué este no?
Ërase una familia que hacía muy poco tiempo llegaron del campo para vivir en el pueblo.
Sucedían los años 50, con sus costumbres, sorpresas, asombros, timidez, todo lo que puede ocasionar el cambio de vida tranquila del campo a la movilidad de una población.
Se aproximaban las fiestas, las primeras NAVIDADES; si bien, cuando vivían en el campo acostumbraban ir al pueblo vecino a la misa del gallo, para luego compartir pan dulce, golosinas, juegos con los primos en casa de los abuelitos, se preguntaban ahora ...¿cómo sería aquí?.
Las expectativas eran muy grande, a medida que corría el día y se acercaba la noche, en especial para las dos hijas adolescentes.
¡Oh! sorpresa...llegó la noche, ¿qué pasará?.
En pocas palabras se develó la incógnita, el papá, jefe de familia dio la orden...¡TODO EL MUNDO A DORMIR!
No podía ser, pero así fue, órdenes que no se discutían.
Cómplices las niñas tomaron una decisión, no podían dejar pasar así porque sí esa noche, el papá seguro tendría sus razones pero ellas también ¡era NOCHE BUENA!.
Sigilosamente fueron a la heladera, con botella, dos copas, risas, cuchicheos en el silencio de la habitación esperaron el momento justo.
El reloj de la torre dio las doce y el repiquetear de las campanas de la iglesia anunciando la llegada... sirvieron las copas, pidieron cada una sus deseos, con emoción brindaron, felices se besaron y simplemente agradeciendo al NIÑO que acababa de nacer, se dispusieron a dormir...
Un suave golpe en la ventana las sorprendió, a la voz de "serenata", la música melodiosa y romántica de un acordeón, puso broche a esta NOCHE BUENA tan especial!-

NANCI EREZA
MONTE BUEY- CBA



********************************

EL NIÑO DE BELÉN


La noche oculta todos sus rumores
y la historia el hombre comienza a cambiar,
muy sigilosa en el horizonte,
una estrella con cola se empieza a elevar.

La intriga palpita en todo los Seres:
¿Cuál es su destino? ¿Adonde posará?
y sobre un establo cubierto de nieve,
detiene su marcha fulgente de paz.

El sollozo de un niño irrumpe la calma
y un coro de ángeles del cielo se oyó,
mientras los pastores llenos de alegría,
al “Mesías” reciben con gran devoción.

Al cometa siguieron los tres Reyes Magos
y con mirra e incienso quisieron adorar,
al rey de los cielos que ya ha nacido,
al abrigo de un establo, con toda humildad .

La antigua promesa hecha a los hombres,
ante la ignorancia; ¡Por fin se cumplió!
No es un niño cualquiera el que al mundo ha venido,
es el Hijo del Padre, es el Hijo de Dios-

El tiempo ha pasado y la luz de Belén,
a través de los siglos más brillante será.
El hombre y la ciencia a la espesa tiniebla,
con su fuerza aparente jamás vencerá.

¡Feliz Navidad! resuene en lo alto,
¡Feliz Navidad! repique en los cerros.
Feliz Navidad y que al niño Jesús,
lo lleves por siempre en tu corazón.

Sergio Bravi – Cruz Alta - Córdoba
Editada en la Antología DE BAIGORRIA CON AMOR 2009


*******************************


¡Si los hombres no deben llorar, las mujeres tampoco!

El lugar más peligroso para muchas mujeres no es la calle sino su propio hogar.
Contra la violencia de género . . .


Ante el machismo excluyente, intolerante y vergonzoso,
convirtamos el grito de la víctima en alegato, su denuncia en tolerancia cero, y su confesión en un poema . . .


Mujer golpeada
Soneto

Cada noche me evado, y cada día
inicio la tortura del regreso,
desde mi libre sueño, como preso
que en remisión de pena no confía.

La maldad es tu cárcel, y la mía
es soportar tu ira en cada exceso
de vejación e insulto, y todo el peso,
que esgrime tu bajeza como hombría.

¡Ya no te aguanto más! y antes que el grito
y tus golpes se vuelvan muerte cierta,
voy a encontrar valor, y denunciarte.

Tu falso arrepentir no necesito,
sólo quiero un hogar tras esa puerta
¡donde despierte al fin sin encontrarte!

Delsio Evar Gamboa-Laborde-Cba- Arg.

*******************

ELLA II

Quiero abrazar tu cuerpo.
Que libere la comisura de tu cuello
perfumes que nos transporten
a un vergel en primavera.

Sé que tu piel erecta
sabrá a hierba en mis besos galopantes
y que desde el horizonte de tu abdomen
tus volcanes amenazarán erupciones rojas,
puntiagudas, espasmódicas.

Quiero que tus fantasias fluyan
hasta la cavidad de la vida
para despeñarnos
y sentirnos
suspendidos
elevados
como una constelación
en el universo de nuestros ojos cerrados.

Augusto Embrioni – córdoba - Argentina

**********************

EL MENSAJE SUPREMO

Ganímedes era un paraíso. Vivir allí resultaba sumamente agradable. Se respiraba paz, amor, felicidad. Pero esa armonía y perfecto equilibrio fueron alterados por el mensaje del rey.
Nadie conocía al monarca. Según algunos era despótico y cruel; llegando incluso a comentarse que había ultimado a su predecesor para usurpar el trono. Otros, en cambio, manifestaban que se trataba de un ser extremadamente dulce, bondadoso y caritativo.
La población recibió telepáticamente la orden del soberano: "Al finalizar el presente período de luz, todos los habitantes deben ubicarse en espacios abiertos y observar el firmamento. Contemplarán mi obra maestra. Quienes desobedezcan esta orden, se arrepentirán. Reitero... ¡Lo lamentarán!”
Estaban aterrorizados; se aproximaba el fin. El exterminio. ¡La total destrucción de Ganímedes!
Llegó el momento esperado. Siguiendo las instrucciones recibidas, comenzaron a tomar posiciones en parques y paseos. Unos, por curiosidad; algunos temiendo represalias futuras y, la mayoría, con la resignación de quien ve llegar su última hora sin poder evitarlo. Madres abrazadas a sus hijitos, abuelos llorando con los nietos; un cuadro verdaderamente sobrecogedor.
Se oyeron fuertes explosiones seguidas de intensos resplandores; seguramente las llamas devorarían cuanto encontraran a su paso...
Sin embargo, naves de una hermosura y colorido jamás visto surcaban el espacio. Comenzaron a formarse figuras fantásticas, hermosas, irrepetibles. Las bocas de los espectadores se abrieron a causa del asombro. La emoción se adueñó de grandes y chicos. Ahora lloraban, pero de alegría, una alegría sin límites. Asistían a un espectáculo maravilloso, fascinante. Melodías de singular belleza daban un marco de ensueño a lo narrado. Verdaderamente, la organización del evento requería un extraordinario poder y exquisita sensibilidad y buen gusto.
Se atenuó la música y dominó los demás sonidos la voz del rey: "Amados y fieles súbditos; quiero compartir con mi pueblo la gran alegría que me embarga. Celebrar en unión la buena nueva. Establecí contacto con un ser infinitamente superior, Creador de todo lo existente. Éste es su mensaje. ¡El mensaje supremo!... dice que para salvar a los habitantes de un lejano planeta, ha enviado a su hijo y en este momento está naciendo en un humilde pesebre".

Nemesio Martin Roman – Arias – Córdoba
**********************

EL LÍMITE DE TU PIEL

Guárdame, amor mío

Del hielo con sus esquirlas duras
del frío, del olvido, de la soledad.
Sujeta con tus manos el aire en la comisura del silencio.
Cúbreme, con tu tersura húmeda.
Con el contorno de tu boca.
Con el límite de tu piel sobre mi límite.
Con tus nervaduras prohibidas.
Búscame, para cabalgar contigo en el potro de alabastro
y mojar tu vientre con el perfume del mar.

Guárdame amor mío.

¿Acaso no van quedando los jirones de mi piel sobre la noche?
Guarda cada hebra para tejer la trama,
ésa que elaboraste con cada uno de tus besos
y que envuelve todo el universo.
Todo mi pequeño universo,
ése que observo cada amanecer al borde de mi cama.

Leonor Mauvecin –Córdoba -Argentina
********************

SUEÑO


No quiero ver al mundo como es,
quiero seguirlo viendo como sueño.
La falsedad, la envidia y la mentira
me muestran que estoy cerca de perderlo.

Los sueños que tuve ya no están;
los que Él soñó, colgado de un madero
por aquellos no dispuestos a cambiar,
que no quieren construir un mundo nuevo.

Quisiera la inocencia de los niños,
la verdad y cordura de los locos.
El mundo no está hecho para algunos,
algunos que soñamos cambiar todo.

La vida no es la clase de respuesta
que esperamos al despuntar el alba.
Creo que es mucho más, soñemos juntos,
pintémosla según nuestra mirada.

Gonzalo Salesky – Córdoba -Argentina

********************

AUSENCIA

La araña entreteje una estrella
con sideral olor a azahares,
en el fondo del día.

Resonancia movediza de aguas en rincones pétreos
y sonidos silvestres con lumbre de algas,
en el sitio donde un carpintero picotea el tiempo
y el atardecer inventa una escandalosa pedrería,
de granates lumbres…

Me interno en el fondo del día,
y allí queda encantada mi ausencia.


Edda Ottonieri de Maggi-Marcos Juarez-Cba

************************

PETICIÓN

Sólo pido, para estas fiestas, ser tan tolerante con los errores ajenos, como lo soy con los propios.

Aprender a caminar por la vida, CON los demás, tolerar su paso, evaluar si no soy yo, quien va muy de prisa.

Despertar con la esperanza de poder construir un día mejor que el de ayer, desde la generosidad....

Hacer que nazca de nuevo la esperanza, aún desde el desencanto, la ingratitud, el dolor...

Medir las ajenas conductas equivocadas, con la tolerancia que me autoconcedo...

Inventar, a cada minuto, un motivo para comprender lo bueno de VIVIR...!

Elsa Solis Molina –Rosario –Santa Fe

***********************

AZUL

He visto de tierra roja
nacer una flor azul
nunca he visto campo “azur”
donde florezca la rosa.
Tanto azul, cielo, estrella,
forma la cabeza blanca
del poema inspirador.
Vuelvo en río y vuelvo en flor
con el rocío de aquella
tierra roja y es por ella
este color de mi sangre
cuando el poema se abre
en el pecho luz derrama
el corazón se inflama
y la sangre ve la mar
azul mi sangre de amar
vuelvo a la flor, tierras rojas
y muero y renazco en hojas
para ser en flor azul.

Favio Ceballos - Granadero Baigorria -Santa Fe

*********************


AGONÍA DE PÁJAROS ATADOS

Oleaje de misterio…
Vendavales que soplan horizontes
cegando las pupilas.
Sí, mi dolor
vibra en otro tiempo…
entre grietas sepulcrales,
llamaradas volcánicas
y avidez de llantos.
Con un gesto detenido
ablando mis párpados,
lloro sin lágrimas.
Sólo me oxido por dentro
para no dejar señales…
Señales de una agonía
de pájaros atados
que no pueden fugarse.

Alicia Borgogno –Cañada de Gomez – Santa Fe

******************

TIEMPO DEL TIEMPO

Suenan Las horas silentes
en la esencia del silencio.
No hay tedio ni misterio,
hay soledades ingentes
con arre pio por medio

Repica la campana del alma
de llantina contenido.
Por las mejillas lozanas
y por los ojos la vida
lenta se va, desolada.

En medio de lóbrego oscuro
rutila lucero en contento
alegro almo en bondad, beldad,
del canto dulce aposento
en viento a la verdadera amistad
que asida de la mano va
por tierno sueño dormido
anhelando no ser nada…
Sí tiempo con él vivido
con la aurora por almohada.

Ana María Saavedra

***********************
GAMA

Asteriscos modula el aire
Prismas tricolores
bordan el follaje
La brisa bosteza
Estira la niña los brazos
mientras la nube se disfraza
Recorre, atrevido
el pájaro, el pincel
Aguarda
la paleta de colores
al bastidor.

Ana Romano-Buenos Aires

*****************

LA ROSA DURA

El gallo soy de la veleta roja
que mira al Norte porque Norte soy.
A mi pueblo lo barre el mismo pueblo:
un viento malo con que al río voy.
La saeta del Este cuando gira
da vuelta al pueblo, al lirio y al convoy
del caballo al que subo al ser el día
para saber al irme en dónde estoy.
He plantado una estrella en el Oeste
que bajará a la noche. Te la doy
porque subes al Este cada tarde.
Yo te amaría, mas veleta soy.
El gallo fui de la veleta roja
que al Sur apunta pues al Sur me voy.
En su frío se templa mi poesía:
la rosa dura que ha de abrirse hoy.

Delfina Acosta – Asuncion – Paraguay

*******************

VIII Encuentro Internacional de Arte y Poesía
La de las siete colinas

Dame tu mano, si compartes poesía.
La de las siete colinas, la ciudad de Victoria en la provincia de Entre Ríos, fue marco, como todos los años, del VIII Encuentro Nacional de Arte y Poesía. Los días 5, 6 y 7 de noviembre amanecieron luminosos y felices de recibir en su tierra de pájaros a poetas, escritores y artistas plásticos exponiendo sus obras.
El encuentro me sorprendió junto a los artistas en la complicidad de reconocernos en ese vuelo que a todos devuelve un nuevo día. Admiramos juntos la exposición de obras plásticas con el magnífico fondo brindado por el hotel Sol Victoria.
Algunos expusimos en mesas de lectura, enlazando las manos y las voces en escritos y poemas. Se presentaron ponencias sobre distintos temas de estudios críticos. También hubo lanzamientos de nuevos autores y nuevos libros en sociedad que contaron con la acalorada acogida de quienes, como yo, tenemos esa manía de volver siempre a la letra, de esperar que aparezca día tras día detrás de las puertas dormidas, de excavar buscando el manantial feliz de la palabra, de los que tenemos la feliz obsesión de nombrarnos lectores y escribidores como le gustaba decir a José Saramago.
Las jornadas nos llevaron a la: “…selva, noche, luna, pena en el yerbal / el silencio vibra en la soledad / y el latir del monte quiebra la quietud / con el canto triste del pobre mensú” cuando el folklorista Ramón Ayala “el mensú”,
desde su Misiones natal nos trajo el canto unido al diapasón de su guitarra, los versos
que ya tienen su música se vieron realzados por otra música en su voz.
El broche final prodigó la presencia de Pancho Chévez, “hermano del alma” de León Gieco, y su banda excelente, recorriendo temas de “Ay, mi país” su primer CD, donde recrea sus opiniones y emociones ante nuestra realidad.
Quiero agradecer a Lucía Giaquinto, directora de la organización del evento y gentil anfitriona de los inquietos buscadores, que siempre atenta al escenario no dejó escapar un detalle en la organización y nos regaló un hermoso y esperado poema.
Y nos fuimos, llenos de versos y verdor, intercambiamos direcciones de correo y teléfonos, sintiéndonos más próximos, esperando encontrarnos en el encuentro 2011, esperando ver que más poetas se suman, que las manos son más, y yo lo hice recordando esos versos del señor Juan Gelman:

“…quién me manda andar grávido de frases,
calzar sombrero imaginario, ir
a esperar una rima en una esquina
como un novio puntual y desdichado […]
qué bueno está el gorrión
con su gorriona, sus pichones y
su nido, su capricho de ser gris,
o ser picapedrero, óigame amigo,
cambio sueños y músicas y versos
por una pica, pala y carretilla.
Con una condición:
déjeme un poco
de este maldito gozo de cantar”
Juan Gelman
Oficio

Diana Bravi Torras-Rosario-Santa Fe

*********************

HOY PUEDO

Hoy puedo, con absoluta seguridad,
evadir los destellos que se incrustan
en la ochava de mis ansias.
Puedo sortear las tentaciones
de esos brillos somnolientos
que se adhieren al reflejo inoportuno
de algún instante.
Hoy tengo el valor de ignorar
las espadas que se clavan
en el árbol perenne de mis sueños.
Hoy ya es tiempo de aniquilar los fantasmas
que se sentaron a beber oscuridades
cuando mis noches en vela
me llagaban el alma.
Puedo con mis manos
asir la niebla que se enrosca en los recuerdos.
Puedo temerle a la magia,
pero no a la certeza constante de saberme dueña.
Dueña de mi sombra
que repta los espacios intrincados
de algún muro de piedra.
Dueña de la hiedra
que recorre mis venas y sacia mi sangre
hasta el límite exhausto del cansancio.
Hoy puedo tatuar sobre la piel de los olvidos
el emblema inequívoco de un águila en su vuelo.
Puedo, con sus alas, batirme en retirada
de toda esa maraña de ilusiones muertas.

Elsa Florit


*********************

A VOS



A vos, que sos omnipotente,
te digo que la vida es otra cosa.
Que los sentimientos
no se compran con minutos,
con “te amos” esporádicos,
con caricias sin las manos,
con besos sin tibiezas,
con palabras ahuecadas
y sin huellas.

A vos, que sos un narcisista,
te cuento que lo bello
es transitorio, es sutil,
es traicionero.
Que lo hermoso está acá…adentro,
en el alma, en la sangre,
en ideas transformadas en palabras.
Que el envase es lo de menos,
que lo más…. está en el alma.

A vos, que todo te resbala,
te cuento que la gente
es importante,
hay que verlas, valorarlas,
escucharlas con cariño,
pues sólo ellas llegarán hasta tu casa
a sacarte de esta soledad
que hoy te embarga.

A vos, que creíste que Cruzoe
era el ícono hacedor de libertades
¿no supiste que no pudo resolver
el vivir sin que nadie lo ayudara?

¡Pobre entonces!...¡Pobre vos!
¡Cuánta lástima despertás
dentro de mi alma!
Ojalá un día te des cuenta
de que sólo eres humano,
un hombre, un solitario,
un carente de afectos,
un comprador de ilusiones,
sólo eso.. y luego… ¡ nada!

Zaidena –Elortondo –Santa Fe
**********************
¡ILUMINACIONES!

¡Mundo de paz!
¡Mundo de guerra!
¿Dónde está la verdad?
¿En qué pesadilla?

¡Este mundo tan bello
y sin embargo tan impuro!
¡Estos hombres tan falsos,
haciendo temblar el futuro!

Todo el mundo habla
pero con palabras de mármol…
Todo el mundo espera
pero destruye la Tierra…

Nosotros, Seres Humanos,
en medio de tantos seres,
queremos todos los destinos;
dominar a todos los seres…

Pueblo blanco, pueblo negro…
Pueblo rojo, pueblo amarillo…
¡Todos indispensables! Esperanza
que los hombres predican.

¿Pero cuántos lo piensan realmente?
¿Cuántos tienden la mano?
¡Nuestras vidas están hechas de odio y dinero
donde el amor al prójimo no tiene futuro!

Las culturas de los pueblos de nuestro planeta
son himnos al amor y a la vida,
ofreciendo sus diferencias con sus fiestas,
haciendo bailar la esperanza en la onda de la noche…

Pero bajo sus gentiles aires de fiestas,
tardaron años en construirse.
¿Y se tiraría a todo sin reflexionar
para el reino de algunos druidas?

Malos céfiros ambiciosos
abrazan ideales del poniente
para mejor amansarlos, mejor
endulzarlos ante tormentos pesados…

Mi cielo es azul puro
pero las nubes grises,
me hacen dudar a cada murmullo
que la paz es un espejismo cegador.

¡Tengo miedo y lo digo,
antes que lo peor llegue!
¡Tengo miedo y olvido
para no olvidarme de vivir!

Françoise Marie BERNARD- Aurillac – Auvernia -Francia

......................
ILLUMINATIONS

Monde de paix !
Monde de guerre !
Où est la vérité ?
Dans quelle galère ?

Ce monde si beau
Et pourtant si impur !
Ces hommes si faux
Faisant trembler le futur !

Tout le monde parle
Mais pour des mots de marbre…
Tout le monde espère
Mais détruit la Terre…

Nous autres, Etres Humains,
Au milieu de tant d’êtres,
Voulons tous les destins ;
Dominer tous les êtres…

Peuple blanc, peuple noir,
Peuple rouge, peuple jaune…
Tous indispensable ! Espoir
Que les hommes prônent…

Mais combien le pensent vraiment ?
Combien tendent la main ?
Nos vies sont faites de haines et d’argent
Où l’amour de l’autre n’a pas de lendemain !

Nous vivons dans l’illumination,
Celle que l’on nous impose,
Celle que l’on veut croire avec raison,
Illumination de ceux qui osent…

Les cultures des peuples de notre planète
Sont des hymnes à l’amour et à la vie,
Offrant leurs différences par leurs fêtes,
Faisant danser l’espoir dans l’onde de la nuit…

Mais sous leurs gentils airs de fêtes,
Elles ont mis des ans à se construire,
Et l’on jetterait tout sur un coup de tête
Pour le règne de quelques druides ?

Les mauvais zéphyrs ambitieux
Embrassent les idéaux du couchant
Pour mieux les apprivoiser, mieux
Les adoucir avant les lourds tourments…

Mon ciel est bleu azur
Mais les nuages grisonnants
Me font douter à chaque murmure
Que la Paix est un mirage aveuglant…

J’ai peur et je le dis,
Avant que le pire n’arrive !
J’ai peur et j’oublis
Pour ne pas oublier de vivre !


Françoise Marie BERNARD- Aurillac – Auvernia -Francia

*************************

ME ASALTARON

Lo miro desde mi foto al arrebatador,
a ése que vino de improviso,
al que me eligió víctima,
al que tiene mi huella digital en su poder
y juega con la marca que Dios puso en mis dedos.
El eleva la comisura de sus labios y se burla de mi rostro.
Ahora tiene mi perfume y mi rouge,
un espejo redondo, un pañuelo con mis lágrimas,
un poema lleno de suspiros y tres pastillas de color rosa;
una cartera que ya me aburría ,las tarjetas de crédito abusadas
y mis miedos envueltos en la pérdida del hijo por la criminal locura.
Una moto partiendo raudamente, dos jóvenes y el trofeo,
otra vez no podré votar, es lo de menos,
millones votaron y aquí estamos
con la inseguridad llegándonos al cuello.
Ahora vienen las rimas a auxiliarme
pero ya es muy tarde, tengo sueño,
no sé si activaré la alama le temo a su estridencia
que perfora hasta el tuétano.
Y si una luz del control se enciende
mi corazón quedará muy tieso.
Hoy dormirá mi foto en el bolsillo
de ese ladronzuelo,
sentirá el olor a marihuana
o al paco siniestro,
o tal vez tirada por el piso la olfatee un perro,
ya no soy dueña de mi espacio
desde que lo invadieron.

Elsa Tébere

********************
ANTES QUE RÍO ...


Sentirme endeble,

aceptarme


Es el olor de la rosa

y no el manual que indique su origen, su nombre, su forma




Sentirme triste,

aceptarme


Es el cangrejo que escribe, CADA noche, sus versos

sabiendo que el mar AL ALBA sube, que la ola rompe, que la arena es permeable




Sentirme aire,

aceptarme


Es el canto del primer pájaro del día

y no la noche oscura, las pesadillas, los pensantes




Sentirme ausente,

aceptarme


Es el silencio y la noche,

la llama de una vela, el armario vacío, la conexión con el silencio eternizante


Sentirme enigma,

aceptarme


Es el secreto doliente QUE HACE TANTA BULLA, que desafía, que desarticula

y que no es poetizable si no más bien inenarrable




Sentirme dos,

aceptarme


Es el abrazo a la contradicción,

y no la frenética manía del maniqueísmo oxidante




Sentirme río,

TRANSFORMA

Eva Wendel

*******************

CÓNICA DE UN ESPEJO

Yacía acostado boca abajo sobre su cama. Inmóvil. Quieto. Su triste mirada, esa que mostraba siempre dibujada en su rostro, no la podía ver desde donde estaba ubicado. Me había dejado en uno de los rincones, frente a su ventana. El silencio cortaba el aire ese atardecer, y yo, en silencio, lo contemplaba. Era un objeto más que se confundía con otros tantos dentro de ese desorden, y nadie venía ya a visitarlo. Era evidente, él hacía mucho tiempo que no estaba en su lugar, estaba corrido, fuera de eje, y la inercia de ese movimiento había generado una onda expansiva a su alrededor, torciéndolo todo.
Durante años habló frente a mí, me contó cosas que con el solo hecho de reproducirlas me conducirían hacia la más severa locura. Se miró en mí, buscó hasta el agotamiento eso que no tenía, que creía tener. Gesticulaba, abría su boca, mostraba sus dientes, se acomodaba el cabello, se ponía de perfil, observaba su nariz, sus ojos, su frente, su cuello y, cuando al fin conseguía convencerse de que en esa imagen no estaba yo sino él, cuando lograba alienarse en eso que le devolvía, salía a la calle a mentir sin miedos, a simular lo feliz y lo afortunado que era.
¿Cómo no me di cuenta? Me lo había dicho tantas veces ¿No lo había escuchado o lo no había querido escuchar? No lo sé, pero lo hizo, y sin que nadie pudiera estar ahí para impedirlo. Se las había ingeniado tan bien. Sin dudas, era la obra de arte más fabulosa que había visto, era algo sublime! Luchó toda su miserable vida para dejar de ser un artista mediocre y, vaya a saber uno si con intención o sin ella, quizás sin proponérselo, pasó a la inmortalidad.
Tantas veces le había devuelto su escalofriante imagen, había puesto en sus ojos algo parecido a lo que los demás podían llegar a ver y, a pesar de ello, nunca me destruyó. Tal vez por el tabú de los 7 años de mala suerte, no lo sé, pero me merecía ser desparramado por toda la pieza, había sido muy malo con él. Me burlé, me reí y, produciendo un acto altruista de sinceridad extrema, tengo que admitir que lo disfruté. Nunca esperé nada bueno, nada fantástico ni maravilloso que pudiera venir de su creación. Verlo sufrir frente a mí era mi diversión, mi trabajo, mi función, pero sabía, ahora sí, que no merecía conservar mi integridad. Me había ganado, había demostrado de todo lo que era capaz en solo unos segundos.
Fue la muerte más hermosa que alguien pudo haber escenificado. Se había volado la cabeza de una manera tan perfecta, tan original, con una pasión tan extraordinaria y un dejo de placer en sus imprecisos movimientos de agonía, que ese sentimiento de aberración que produce el suicidio se hacía reversible, convirtiéndose en belleza pura, en una sensación casi orgásmica, haciendo que nada más importe.
Me dejó boquiabierto. Después de tamaño espectáculo, para terminar, dejó una pintura tiesa, pulcra e impoluta que, a medida que pasaban los días, entre la podredumbre de su inmundo cadáver y el aroma putrefacto de su descomposición, generaba una escalofriante verdad, algo casi de orden divino, como una especie de revelación de algo que se mantuvo oculto hasta ese momento. Me hizo dudar, entonces. Él, muerto sobre su cama, reflejaba esa imagen tan perfecta de la desquicia humana, mostraba sin distorsión esa falta de sustantividad, esa locura arrebatadora que produce la descarga sobre sí mismo de una ira tan profunda y radical acumulada; que me sentí insultado. Él era el verdadero espejo, aquel que logró devolver esa imagen que nadie quiere ver: había reflejado a la mismísima muerte en vida.
Se había coronado. Lo logró, y de la manera más absoluta. Tuvo que resignar su vida para conseguirlo, pero al fin y al cabo todos tenemos que renunciar a algo para obtener lo que deseamos. Yo sólo era un espejo en ese entonces, y debí abandonar esa manera vulgar de reflejar imágenes, tuve que dejar de mostrar banalidades, para sentarme a escribir, para poder contar una historia, y así mostrar esas cosas que un simple espejo no puede reflejar.

Fernando García

***********************

SOMBRA DE PÁJARO
Homenaje a José Pedroni


Tú sonrisa…
La sombra de un pájaro
Tal vez…Quizás…
José Pedroni
Eres tan frágil como la sombra de un pájaro.
Tengo en mi frente el roce de tu sonrisa…
Veo en tu sombra tu cuerpo alado en abanico
Corres de aquí a allá con los néctares de vida.
Tal vez… no seas real… tal vez, sólo ensueño.
Veo tu sombra de pájaro iluminarse en espiga.
Quizás…eres magia… quizás yo sea mago…
Brotas de mi galera en vuelo armonioso de paz.
Tan musical es tú sonrisa que suena a orquesta.
Soy violín y director para guiar los acordes
Tal vez… imagine… tal vez…me confundas.
Tú sombra de pájaro me hace volar y vibrar
Como unicornio que cruza el arco iris…
Porque te amo, amo tu sombra, tu risa, tu sueño.
Quizás… Tal vez…
Somos los duendes del trigo y la cosecha…

Gladys López Pianesi,
Rosario-Santa Fe- Argentina


**********

SIENTO

Siento caer
Sin tocar fondo.
Me siento asfixiar,
Sintiendo los cuatro vientos en mi rostro.
Siento morir, ya muerto.
Siento al corazón latir,
Aunque se ha ido de mí.
Me siento ahogar, en medio de un desierto.
Me siento, sin sentir,
Siento el alma destrozarse
En cada paso que doy.
Me siento derrotado, aniquilado
Dentro de mi paz interior.
Siento dolor sin herida,
Un amor que se ha ido de mi vida.
Parece que siento muerte alrededor de muertos
Y vida al lado de quien se ha ido en este día.


Gonzalo Derrico.

********************

TE RECUERDO BARRIO


Te recuerdo barrio junto a mi niñez.
Tus calles de tierra tu lodo también.
te recuerdo barrio cuando en tranvía debíamos viajar,
ir para la escuela o ir a trabajar .
te recuerdo barrio en aquellos días en que
Provincias Unidas parecía una peatonal .
Cuando por noviembre el día de los Santos
y fieles Difuntos se iba a respetar.
Cuando tanta gente que lo recorría caminando
cual si fuera un paseo más.
Mientras en las esquinas, en cualquier espacio
y en cualquier lugar, puestos callejeros de venta
de flores que te apabullaban al verte pasar.
Te recuerdo barrio, cuando se formaban
Convoyes de tranvías para poder llegar
hasta el cementerio que era el punto final.
Donde gran respeto y recogimiento
por aquel pariente que no estaba más.
Se ofrecían flores, se ofrecían rezos.
Misas por aquellos que descansan en paz.


INÉS ELENA GOYENECHEA-Rosario -Santa Fe

***********************
UNA CANCION PARA MACONDO

Entre el hielo y los imanes
Macondo es cualquier lugar
Con el galeón con los clanes
Los Buendía los Iguarán.


Cien años de las estirpes
Cien años de soledad.
Con el bueno de Angarita
Quién no quiere levitar.


Cuando llegan los gitanos
Es tiempo para mercar
De Ursula son las alhajas
De Arcadio poder soñar.


Los instrumentos lo dicen
El progreso lo dirá
Si hasta la tierra es redonda
Nadie lo puede dudar.


Mariposas amarillas
Por Macondo volarán
A Mauricio Babilonia
Con su vuelo anunciarán.


Las encías muy orondas
De Melquíades sonreirán
Su dentadura postiza
Solo acusa novedad.


García Márquez lo supo
Macondo es cualquier lugar:
Todos somos Buendía
Todos somos Iguarán


Jorge Castañeda
Valcheta-Rio negro


*************************

A ZAVALLA


A la orilla del pasado me senté…
Sin pensar en nada,
sin decir palabra…
Sin tener apuro…
Avivando las brasas de mi memoria….
Al cobijo de un árbol,
del cielo azul, de un sol radiante,
me quede muy quieta…
Era abril en mi memoria,
era abril, blanca como una novia…
Era abril esa mañana.
El viento hacia el aire más calido.
Nos tomábamos de la mano.
Recién, habíamos llegado.
Palpitaban nuestros corazones.
Salpicábamos de risa,
de entusiasmo, de picardías…
Salpicábamos de sueños los días.
Una casa nueva, un patio grande.
Un silencio enorme de miradas nuevas.
La magia, solo la magia, reinaba en las escaleras.
Estaba la parra, mil noches bellas,
cómplices de miles de historias,
soñadas en tus rincones.
Era abril en mi memoria…
Y la infancia vuela,
hasta ese cordón de estrellas, y ahí, se queda,
brilla permanentemente,
destella refulgente…
Y la infancia queda,
prendida en los recuerdos,
dulces de la vida.
Era abril en mi memoria…
Hoy solo recuerdo,
que solo la risa habita en ella…

Magdalena Bo

*************


AMADO

Te espero desde los tiempos agridulces de mi juventud
Te espero y no me canso desde el ayer y para siempre
Amada que posarás un día tu mano en mi cabeza, mientras inventas con tu boca, para ofrecerme, el que desde entonces será mi verdadero nombre: ¡Amado!

Te espero desde los primeros escarceos del amor
Desespero buscándote en rostro equivocado.
Cansado de mil y una caricias de amor vacío
Amada que posarás un día tu mano en mi cabeza
Y con tu boca, saciarás la mía, pronunciando el que será mi verdadero nombre: ¡Amado!

Te espero y no sé qué estoy esperando.
Te amo mientras creo estar amando.
Vivo sin saber que solo aprendo a sentir
el vacío del amor insatisfecho, seguridad de amor equivocado, esperando inconsciente tu próxima llegada
Amada que un día pondrás tu piel junto a la mía,
Mientras pronuncias el que será mí
Verdadero nombre: ¡Amado!

Te espero en mis amores, confundiendo sensaciones
Te espero hasta que un día, agotado, sin sentido,
parado en el camino, me pregunte dónde hallarte.
Desespero de encontrarte, sin saber que ya te hallé.
Amada acaricia mi cabeza, mientras tu boca
Inventa mi verdadero nombre: ¡Amado!

(A Adelia Prado)
Rafael Serrano Ruiz


*********************


NIMBO




Era enorme y bueno. Trabajaba y residía en un taller mecánico. Entre sus pertenencias figuraban un colchoncito con cotín engrasado como él y unas frazadas asquerosas. Dos gatos dormían a su lado. Cocinaba huevos y sopa y se calentaba mate cocido con una garrafa. A los chicos del barrio les producía curiosidad. Un día, ese hombre que se trasladaba bamboleándose, que sonreía y silbaba, que apretaba con los dientes un toscano, ese hombre de paz, muerto, apareció nimbado, semi-empotrado en un pilar, inapacible, limpio, con alígero nimbo de barniz selenita.
........................................

PACTO


Alguien-Que-Mereciera-Llamarse-Lulú conoció, sin procurarlo, a La-Muerte-Que-Te-Alcanza, en un crepúsculo del mil setecientos. Importa consignar que, esencialmente, a la primera le disgustó la segunda, mientras que la segunda simpatizó con la primera. Por completo de acuerdo, se arrancaron los ojos.


Rolando Revagliatti –Buenos Aires

**************


PORQUE SÓLO QUIEN AMA VUELA


“Sólo quien ama vuela. Pero ¿quién ama tanto
que sea como el pájaro más leve y fugitivo?
Miguel Hernández

Llegaste a la cumbre de mi corazón,
me sacudiste como árbol de frutos deseados
y caí en dulzor de maduras pulpas en tu boca .
Soy la canción de amor que prendiste en mis oídos ,
el viento lunar de tus mareas
y la estrella acunada en las orillas de tu pecho.
Allí hechizo tus sueños con golondrinas santiguadoras
de la amanecida en sus picos custodios.
No les permito anclaje de raíz,
los entrego a los seres del aire,
a los hijos de los violines y de las flautas.
Son arias de la luz para la dicha,
cometas cabalgando entre nubes,
aladas simientes del espíritu viajando
entre los vientos de la Tierra .

Maria Teresa Bravo Bañon – Tarragona - España

*****************

ASCENCIÓN


En mi pueblo las calles son hermosas.
Hay mil duendes que transitan noche y día,
ponen magia en la mirada de mi gente,
mil sonrisas que derrochan simpatía.
En la plaza tintinean campanitas:
Carcajadas de mis niños de alegría.
Hay un kiosco donde venden golosinas
Y te ofrecen una mano extendida;
Mano tibia que te arranca una sonrisa.
Los rosales de colores, los canteros…
Las veredas con vecinos que transitan…
Mis lugares más queridos son la escuela
Y la casa de mis padres, ¡tan bonita!.
Este nido que es mi pueblo me cobija…
y recibe a quien desee regresar.
Es un nido que te abraza y que protege

como el manto de la Virgen, gran mamá.
Bicicletas, autos, motos, peatones
en domingos y en la tarde tu verás.
Las mateadas en la plaza de los jóvenes
El momento compartido vivirás.
Y en el arco renovado está su nombre:
Letras grandes y azules: Ascensión…
La leyenda que despide al viajero
y aconseja que se cuide con amor.
Como un padre que despide a sus hijos
y que siempre les desea lo mejor.

M. Laura Procik

*******************


ENTRE BRUMAS

“Que la arena de oro, y las aguas verdes
y los cielos puros me vieran pasar…”

Alfonsina Storni

Sobre el cristal espejado
tropieza un rostro
de luna adormecida.


Esa quieta sonrisa altiva
corta la madurez
del silencio, mientras


una sinfonía de plata-nácar
en el macizo saliente
de la costa


resbala sus hilos de
seda en la urdimbre
de la madrugada


hasta atrapar tu sombra
allá,
en el horizonte.


En su fría amalgama de espuma
Comienza el giro incandescente
Del último poema


Cruzando la menuda línea
entre el cielo sombrío
y la nostalgia del mar.



Maria Elena Mazzei
--Santa Fe

*********************

NOCHE MAR




Vas a caer despacio
serás el títere que tire la toalla
sobrevivir a la boca del socorro
vas a tener el reposo, la renuncia
una noche mar
es una boca menos para que alimentes
y sobre todo
vas a regalar tu vientre y será
el nuevo régimen de los cobardes
sentarse en la profundidad del viento
y esperar otra lluvia

esperar es el emblema
la sabiduría pegajosa de entregarse al destino
y su malicia de ajedrez

un océano te invade
y sos la isla perdida
en la saliva de tus muertos.

Mariana Garrido

********************
LEVANTO MI COPA

Levanto la inquebrantable copa de la vida
en el sosiego del hogar enmudecido
porque los hijos están, hoy, ausentes
se han ido cada uno a sus oficios y placeres…

Me requiebra el alma esta soledad
acostumbrada al eterno ruido de voces y cantos
mi alma vuela impecable hacia otro cielo.
Y la soledad se hace llovizna de Abriles…

Vengo sobreviviendo sin últimas visitas,
y sé que hace mucho estoy sin Amores…
La cáscara, piel de tantas estaciones,
en una época esculpida para
lograr sentir los besos, caricias y goces…

Es como si ahora en la edad ya madurada
supiese que las cuestiones pasan por otros caminos.
Enaltecido esto del espíritu, valorado el instante
del diálogo con los compañeros de la vida

Los amigos…

Y me amenaza la dulce bandolera loca palabra.
Me asalta en todos los recodos del camino
Y la espero…
Y me encanta que ella venga a sostenerme
bailando en la noche de los olvidados y acuosos
huérfanos gentes pueblo que le dicen
para seguir pensando que vale la pena
sentir el viento vivo en la piel renacida…

Y sé que no estás más conmigo ni con nosotros,
tú que estabas tan viva
Ojos de esmeralda
Guía nuestra -corazón de vientre enaltecida-
Sabrás que yo ahora debo recomenzar
alzando otra vez la copa…
En el otoño del agua asesinada
del dolor de los que sufren sin hogares
Y pido aquí…miles de perdones…
porque no pude servir ni el plato, ni llevar nada

Sólo tengo en mis manos esta loca canción de
la madre cobijada en el regazo de mi infancia,
y los hijos que se amparan en mi corazón
abierto a las maravillosas y locas libertades…

En el silencio levanto enardecida pero aún líquida
mi copa y la vuelco en la cesta llena de frutas
de la inquieta y apasionada vida de la poesía.

Mónica Laurencena Berraz

************************

MI MAMI

A mi madre. La mejor del mundo.

Mami querida, que hueles
A jazmines y violetas.
Nunca descansas. Ni Quejas
En tu quehacer cotidiano.


Sufres por todos tus hijos
Por tus nietos te desvelas.
Eres HOGAR , eres fuego
Y rocío en primavera.


Tu sabia lección de vida
De amor de lucha y de entrega
Dicen más que tus consejos,
Envueltos en la prudencia.


El Cuerpo Tienes ya ajado
De trabajos y de esfuerzos.
Tu sonrisa es permanente.
De tu familia, eres centro.

NIEVES MARÍA MERINO GUERRA-Islas Canarias

******************

ÉL Y ELLA

Él es urgencia ancestral que
busca el suelo enardecido.
Ella es armonía, balada suave
y la luna blanca se confiesa.
Él es roble, viento, rayo, trueno
que precede al germen prometido.
Ella, flor dormida que espera
en su hora justa la semilla.
Alarido que hacia el aire arroja
el fuego bullente de lo eterno.
Susurra la rosa de la sangre
que desliza la palabra quieta.
Quiere que algo lo calme, lo refrene,
lo acorrale con amor perfecto.
Sin querer, la flor despierta, presiente
la concreción del Sino que se acerca.
Se entrecruzan los deseos, vagan, buscan…
Dos estrellas brillan, tiemblan, se entrelazan…
Se nutren del milagro eterno, se sosiegan…
y se consagran el suelo y la semilla

Nora Bruñori-San genaro –Santa Fe

****************

EN EL OCASO

La miré una tarde de abril
La busqué en un otoño gris
La desee una noche oscura
Y la tuve prestada una madrugada sin luna

Me desperté entre el silencio de la soledad
Me dormí queriendo soñar
El amanecer de su alma acompañada por mi intensidad
Pero me encontré solo en el altar

Rebusqué en mi memoria la primicia de sus palabras
Hallé noticias caducadas que hablaban de final
Escribí una nota luctuosa
En la que el velado tenía mi nombre

Mientras que un hallazgo en un bar
Alimentaba un orgasmo casual
Una canción perdía mi alma
Y una guitarra penosa lloraba de rabia

Un vagabundo buscaba entre la basura su pasado
Una mujer lloraba con el corazón empantanado
Un viejo reía porque ya veía en el horizonte
El ocaso de sus días que ya estaban por llegar

Así pasa la vida, así se quema la existencia
Deseando y muriendo cada hora
Con la esperanza impresa en cada segundo fugitivo
Que se escapa de las manos sin nadie que lo llore en silencio


Pablo Maneglia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada